Vidrios esmerilados con vinilo adhesivo

Este local está dividido en dos piezas: un salón de capacitación y exposiciones para una audiencia aproximada de 50 personas y un cubículo aislado con mamparas de cristal con capacidad para 12 personas.

En el salón de capacitación tenían un problema que disminuía considerablemente la productividad de los trabajadores en ese corporativo: las personas que pasaban en el pasillo fuera del local causaban distraían a los asistentes.

Para eliminar las distracciones: primero pensaron en colocar una cortina o persiana para bloquear la visión en la puerta de acceso. Pero las persianas pueden llegar a romper el vidrio o lastimar a las personas que constantemente entran y salen. Otra opción que evaluaron, fue colocar cortinas. Pero estas oscurecerían completamente el área de acceso. Entonces requerirían siempre tener las lámparas encendidas; un gasto que fácilmente se puede evitar.

Otra opción era aplicar papel polarizado. Pero este material es casi transparente y permite que las personas en el interior vean claramente a las personas en el exterior del local y viceversa. No ofrece suficiente privacidad ni protección contra los rayos solares.

La mejor solución fue convertir sus vidrios comunes y corrientes en vidrios esmerilados con vinilo adhesivo. Así fue posible aprovechar el paso de la luz y bloquear los excesivos rayos UV (que queman) y rayos IR (que calientan).

El vinilo esmerilado es una película de privacidad que ayuda a evitar distracciones. Porque las personas solo pueden ver siluetas en ambas caras del vidrio. En este caso: dentro y fuera del local.

Al fondo del local está el área de juntas; es un cubículo aislado del ruido con mamparas de cristal. También fue necesario convertir los vidrios comunes en vidrios esmerilados con vinilo adhesivo. Para esta área, el cliente eligió un diseño de rayas horizontales que permite una visibilidad limitada hacia el interior y exterior de la sala de juntos; un diseño minimalista y sobrio. Quizás el más usado en oficinas y corporativos.

Igual que en la inmensa mayoría de proyectos de fábrica del vinil; Diseñamos y aplicamos las ideas que visualizan nuestros clientes para sus espacios. Según sus instrucciones convertimos sus cristales en vidrios esmerilados con vinilo adhesivo.

Desde 2010 fábrica del vinil diseña, corta y aplica vinilo esmerilado adhesivo para cristales. Miles de proyectos exitosos y clientes satisfechos nos respaldan. 

Solamente utilizamos materia prima made in USA; cuidamos la calidad a cada paso de los proyectos. 

Te atendemos en línea de lunes a viernes en horario 10 Horas a 18 Horas. 

El servicio de instalación de vinilo adhesivo para cristales está limitado a la zona metropolitana de Guadalajara, Tlajomulco, Tlaquepaque, Tonalá, Zapopan. Pero enviamos por paquetería vinilo esmerilado para vidrios a todo México.

Contacto:

WhatsApp 33 1927 2871

e-mail fabricadelvinil@gmail.com

facebook.com/fabricadelvinil

instagram.com/fabricadelvinilmx/

twitter.com/fabricadelvinil

Este local está dividido en dos piezas: un salón de capacitación y exposiciones para una audiencia aproximada de 50 personas y un cubículo aislado con mamparas de cristal con capacidad para 12 personas. En el salón de capacitación tenían un problema que disminuía considerablemente la productividad de los trabajadores en ese corporativo: las personas que pasaban en el pasillo fuera del local causaban distraían a los asistentes. Para eliminar las distracciones: primero pensaron en colocar una cortina o persiana para bloquear la visión en la puerta de acceso. Pero las persianas pueden llegar a romper el vidrio o lastimar a las personas que constantemente entran y salen. Otra opción que evaluaron, fue colocar cortinas. Pero estas oscurecerían completamente el área de acceso. Entonces requerirían siempre tener las lámparas encendidas; un gasto que fácilmente se puede evitar. Otra opción era aplicar papel polarizado. Pero este material es casi transparente y permite que las personas en el interior vean claramente a las personas en el exterior del local y viceversa. No ofrece suficiente privacidad ni protección contra los rayos solares. La mejor solución fue convertir sus vidrios comunes y corrientes en vidrios esmerilados con vinilo adhesivo. Así fue posible aprovechar el paso de la luz y bloquear los excesivos rayos UV (que queman) y rayos IR (que calientan). El vinilo esmerilado es una película de privacidad que ayuda a evitar distracciones. Porque las personas solo pueden ver siluetas en ambas caras del vidrio. En este caso: dentro y fuera del local. Al fondo del local está el área de juntas; es un cubículo aislado del ruido con mamparas de cristal. También fue necesario convertir los vidrios comunes en vidrios esmerilados con vinilo adhesivo. Para esta área, el cliente eligió un diseño de rayas horizontales que permite una visibilidad limitada hacia el interior y exterior de la sala de juntos; un diseño minimalista y sobrio. Quizás
Este local está dividido en dos piezas: un salón de capacitación y exposiciones para una audiencia aproximada de 50 personas y un cubículo aislado con mamparas de cristal con capacidad para 12 personas. En el salón de capacitación tenían un problema que disminuía considerablemente la productividad de los trabajadores en ese corporativo: las personas que pasaban en el pasillo fuera del local causaban distraían a los asistentes. Para eliminar las distracciones: primero pensaron en colocar una cortina o persiana para bloquear la visión en la puerta de acceso. Pero las persianas pueden llegar a romper el vidrio o lastimar a las personas que constantemente entran y salen. Otra opción que evaluaron, fue colocar cortinas. Pero estas oscurecerían completamente el área de acceso. Entonces requerirían siempre tener las lámparas encendidas; un gasto que fácilmente se puede evitar. Otra opción era aplicar papel polarizado. Pero este material es casi transparente y permite que las personas en el interior vean claramente a las personas en el exterior del local y viceversa. No ofrece suficiente privacidad ni protección contra los rayos solares. La mejor solución fue convertir sus vidrios comunes y corrientes en vidrios esmerilados con vinilo adhesivo. Así fue posible aprovechar el paso de la luz y bloquear los excesivos rayos UV (que queman) y rayos IR (que calientan). El vinilo esmerilado es una película de privacidad que ayuda a evitar distracciones. Porque las personas solo pueden ver siluetas en ambas caras del vidrio. En este caso: dentro y fuera del local. Al fondo del local está el área de juntas; es un cubículo aislado del ruido con mamparas de cristal. También fue necesario convertir los vidrios comunes en vidrios esmerilados con vinilo adhesivo. Para esta área, el cliente eligió un diseño de rayas horizontales que permite una visibilidad limitada hacia el interior y exterior de la sala de juntos; un diseño minimalista y sobrio. Quizás